Con tecnología se perfila a la población vulnerable

Prueba piloto, con el apoyo del Gobierno de Argentina se ha viene ejecutando en La Guajira

Por medio de personal capacitado se viene recopilando la información que luego de ser tabulada y digitalizada se convierte en base para solucionar necesidades.

Foto: Eliana Mejía/EL TIEMPO

Por: ELIANA MEJÍA O.  | 19 de agosto 2018 , 02:01 p.m.

Más de un año lleva la implementación de una plataforma tecnológica que le permite al Gobierno Nacional georreferenciar a niños y adolescentes en condición de pobreza para la gestión de oferta y atención diferenciada, esto, gracias a un acuerdo de cooperación que permitió la transferencia de tecnología con su homólogo argentino.
La prueba piloto de esta aplicación se realizó en La Guajira, en donde se caracterizaron 157 hogares, representados en 582 personas, de las comunidades indígenas wayú de Coropontain y Waruptaie, en Uribia y Kuskat, Ichorchimana, en Manaure.

La herramienta tecnológica donada por el Gobierno de la Provincia de Salta, en el norte de Argentina, busca tener en una sola plataforma la información necesaria que permita ofertar servicios desde cualquier ministerio o entidad del orden nacional.
La plataforma brinda efectividad para el cargue y análisis de información, lo que facilita conocer las necesidades, priorizar y determinar los focos de atención e intervención, principalmente en temas de salud, educación, vivienda, niños, lactantes y mujeres en estado fértil.

En la aplicación de la encuesta, que duró unos tres días, participaron 20 cogestores sociales étnicos de la Red Unidos, quienes realizaron acompañamiento familiar y comunitario a los hogares en pobreza extrema para acercar la oferta social del Estado.

El proceso ha contado con una acogida satisfactoria por parte de las comunidades indígenas wayú y de los cogestores, toda vez que el dispositivo móvil utilizado para este proceso es de fácil acceso.

No es un modelo informativo, el ser humano es la clave

 

Son muchas las aplicaciones que están contenidas en esta plataforma, como la recolección de datos que funciona fuera de línea, hace georreferenciación, graba audios y fotografías, además de contar con inteligencia artificial lo que permite facilitar el proceso.

Una vez se termina la recolección de datos, se pasa por un sistema de control de calidad, con el fin de verificar las alertas que arroje el sistema, para ello, se analizan las fotos de las personas, la vivienda y los audios de la encuesta. 
Luego, se traslada a un sistema de análisis, inteligencia artificial y el seguimiento de casos.

Entre las ventajas que ofrece, es que se puede consultar tan pronto se termine de procesar la información.  La persona deja de ser un dato, ya que con una fotografía se puede ver, al igual que las condiciones de su entorno. 
Además, se crean vínculos con las demás personas que conforman el núcleo familiar, permitiendo conocer un poco más sobre el entorno social y predecir con algoritmos, probabilidades y estadísticas, situaciones de riesgo antes de que sucedan, para buscar la forma de evitarlas.